FORMIGAL ACOGE EL V ENCUENTRO INVERNAL DE LOS FÓRUM FAMILIAR DE EFCL, ADEFAM y AEFA19/02/2016

Formigal, sede del V Encuentro Invernal del Fórum Familiar

Un año más los jóvenes de las asociaciones de empresa familiar de Madrid (ADEFAM), Aragón (AEFA) y Castilla y León ()EFCL) celebran su Encuentro Invernal de la Empresa Familiar en Formigal, donde,del 25 al 28 de febrero, compartirán un fin de semana de esquí. 

Además, en esta ocasión el encuentro contará con la participación de Lucrecia Prieto Palacio, consejera delegada y presidenta del Consejo de Administración de PRIASA, empresa asociada a EFCL, quien hablará a los jóvenes sobre su experiencia en la empresa familiar.


ALENTIA PONE EN MARCHA LA ESCUELA DE INVERSORES17/02/2016

La asociación ALENTIA en colaboración con nuestra entidad  ha lanzado la primera edición de la Escuela de Inversores, que pretende convertirse en una referencia en el campo de la formación de inversores privados.

La escuela arrancará los días 15 y 16 de marzo en Valladolid con la impartición del primer curso de formación, que está abierto a cualquier persona o empresa.

En él se abordarán los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de invertir en empresas: cómo analizar un plan de negocio, las principales técnicas de valoración de empresas, los pactos de socios y las implicaciones fiscales, entre otros aspectos.

Con la realización de este tipo de actividades ALENTIA pretende ayudar a inversores privados a tomar sus decisiones de inversión con mayor información y conocimiento, lo que implicará mayor seguridad y reducirá el riesgo de las mismas, de tal forma que la inversión privada se convertirá en una actividad más profesionalizada.

El curso contará contará con el patrocinio de Caja España Duero, entidad con una presencia cada vez mayor en la banca de empresas y que ha realizado una decidida a puesta en Castilla y León por posicionarse como una entidad de referencia para los empresarios.

Para más información e inscripciones, pinche aquí.


DESAYUNO TÉCNICO EFCL: LA COMUNICACIÓN DE LOS VALORES FUNDACIONALES MARCA EL ÉXITO O EL FRACASO DE LA EMPRESA FAMILIAR EN LA SIGUIENTE GENERACIÓN16/02/2016

Nuestra asociación celebró el 16 de febrero un nuevo Desayuno Técnico en el que se ha presentado el estudio “Los valores y la comunicación de la empresa familiar” que ha sido elaborado por la empresa Atrevia junto con el IESE Business School.

El estudio analiza cómo sortean las dificultades empresas familiares de España, Portugal y Latinoamérica y entre sus conclusiones destaca que hoy, además de las tradicionales diferencias generacionales que afectan siempre a una empresa familiar, existen una serie de barreras contemporáneas como la dispersión geográfica de las familias, el crecimiento de las empresas y la falta de tiempo. Se trata de condicionantes que hay que afrontar invirtiendo tiempo y atención a los miembros más jóvenes de las familias propietarias.

Así, del estudio se desprende que las empresas familiares consultadas están encontrando fórmulas eficaces para superar estas barreras a través de protocolos de actuación (71% de las empresas tienen uno redactado) u órganos de gobierno que vinculan la familia con el negocio: Consejos de Familia (56,3% lo tienen implementado), Oficina Familiar (30%) o Asamblea Familiar (38,8%).

La presentación del informe, que tuvo lugar en Valladolid, contó con la participación de Núria Vilanova, presidenta de Atrevia y de Alfonso Jiménez, presidente de nuestra entidad.

En su intervención, Núria Vilanova resaltó el papel de “la empresa familiar como uno de los pilares de nuestro país. La transmisión y mantenimiento de sus valores es un elemento esencial, proceso en el cual la comunicación juega un papel clave”. 

Por su parte, Alfonso Jiménez destacó la importancia de que la empresa familiar sepa transmitir tanto al externamente como internamente y a las futuras generaciones los valores que caracterizan a este tipo de compañías como son el compromiso, el esfuerzo, el emprendimiento y visión a largo plazo. 

El estudio con la participación de 30 directivos de empresas familiares españolas como Grupo GAES, Grupo Pascual, Grupo Osborne, Freixenet, Codorniú Raventós, Damm, Grupo GFM, Grupo CELSA, Grupo Juste,  Dispur y Luís Simöes.

Asimismo, empresas latinoamericanas de la talla de Ibáñez, Lo Campino, Grupo Montecristo, Organización Carvajal, Luksic, Grupo Miguel, Grupo Kuljis, Grupo Chemo, Maahsa, Graña y Montero, Alquería o Grupo Jari han participado en el estudio. Además, esta muestra se ha completado con la implicación de las corporaciones mexicanas TUK, Acosta Verde, Banco Base, Corporación EG, Proeza, Interprotección Agente de Seguros y Fianzas o Grupo Kaluz.

Además, se ha realizado un análisis cuantitativo, con datos recogidos a partir de las respuestas de cerca de 3.000 destinatarios, miembros de empresas familiares españolas, portuguesas y latinoamericanas. La encuesta también ha estado disponible en la web In Family Business del IESE.

Transmisión de valores y comunicación

El informe “Los valores y la comunicación en la empresa familiar” extrae conclusiones a la hora de analizar el papel de la comunicación en el ámbito de la empresa vinculada a la familia. Entre ellos, datos como que el 90% de los encuestados señala que los valores familiares se reflejan en los valores corporativos y son una pieza esencial (87%) a la hora de tomar decisiones y establecer estrategias. En este sentido, la comunicación planificada estratégicamente y ligada a los objetivos empresariales es fundamental para mantener viva la relación entre identidad y valores. Así, el 80% de los empresarios admite que una comunicación formal contribuye de forma positiva a la evolución y crecimiento del negocio.

Sin embargo, el estudio pone de manifiesto que este tipo de organizaciones no aprovecha el potencial de la comunicación para favorecer su negocio, imagen y reputación: pese a que el 81% de los directivos considera que se trata de una herramienta que ayuda a transmitir los valores de la empresa familiar, el 76% no dispone de un protocolo específico para gestionar la comunicación con los medios ni con otros grupos de interés. De esta forma, entre los retos a los que se enfrenta la empresa familiar se encuentra la definición de planes estratégicos y protocolos que permitan que la comunicación fluya a través de canales bidireccionales.

El estudio desprende que los valores en la familia son un aspecto diferenciador que influye positivamente en la reputación de la compañía frente a la competencia, repercutiendo además en el compromiso de los empleados. En este sentido, el ejemplo es imprescindible. La comunicación se convierte así en una herramienta esencial para hacer llegar este ejemplo no sólo a los miembros de la familia, sino a todos y cada uno de los empleados y al conjunto de la sociedad.

Finalmente, cabe destacar que en el 60% de los casos, la incorporación de familiares al negocio está establecida mediante un protocolo formalizado.


LA EMPRESA FAMILIAR ESPAÑOLA SACRIFICA SU RENTABILIDAD PARA SALVAR EMPLEO DURANTE LA CRISIS03/02/2016

 Olga Abad, directora del área de empresas de Santander España, que ha patrocinado el estudio; Javier Moll, presidente del IEF y Juan Corona, director general del IEF.

La empresa familiar española ha mantenido durante la crisis su compromiso con el empleo, a pesar de la caída de los ingresos y aunque ello haya supuesto en muchos casos un recorte de su rentabilidad y su productividad. Así se desprende del Estudio La Empresa Familiar en España (2015), elaborado por el Instituto de la Empresa Familiar y su Red de Cátedras, entre las que figuran las 5 de Castilla y León promovidas por nuestra asociación, y que fue presentado el 2 de febrero en Madrid por el presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Javier Moll, el director general del IEF, Juan Corona, y los catedráticos José Carlos Casillas, María Concepción López y Ángel Meroño.

El Estudio, que ha contado con el patrocinio del Banco Santander, no tiene precedentes a nivel mundial. “Es el de mayor rigor, alcance y profundidad que se haya podido elaborar hasta ahora”, ha señalado José Carlos Casillas, quien ha asegurado que sólo una Red de Cátedras como la del IEF podía hacer algo así. En su elaboración, que ha durado dos años, han participado 38 Cátedras Universitarias de Empresa Familiar y cerca de 80 investigadores. Se ha utilizado una muestra de 142.000 empresas, lo que da idea de la fiabilidad de los datos obtenidos.

La importancia de la empresa familiar en España queda plasmada en tres grandes datos:

  1. El 89 por ciento de las empresas privadas españolas son de carácter familiar, lo que supone un total de algo más de un millón de compañías.
  2. El peso de la empresa familiar en la actividad económica equivale al 57,1 por ciento del Valor Añadido Bruto del sector privado.
  3. La empresa familiar española genera el 67 por ciento del empleo del sector privado, equivalente a 6,58 millones de puestos de trabajo, frente a los 3,28 millones de empleos de las empresas no familiares.

Han quedado fuera del cálculo todas las empresas con forma jurídica diferente a Sociedad Anónima y Sociedad Limitada y, en concreto, los autónomos, por lo que se puede decir que las cifras resultantes son “conservadoras”.

La crisis económica aporta una nueva evidencia sobre el compromiso de los empresarios familiares con el empleo, aunque sea a costa de perder competitividad y rentabilidad. El grueso de la destrucción de puestos de trabajo se ha concentrado en las empresas que han cerrado, ya que las empresas familiares que han seguido activas han incrementado el número de trabajadores por cada millón de euros ingresados, pasando de 4,7 empleados por millón de euros facturados en 2007, antes del inicio de la crisis, a 5,1 trabajadores en 2013. Mientras, las empresas no familiares han sobrevivido a la crisis mediante ajustes en el empleo, pasando en este mismo periodo de 3,1 a 3 trabajadores por millón ingresado.

La crisis ha provocado asimismo una fuerte caída de la rentabilidad de las compañías, más acentuada en el caso de las empresas familiares, debido en gran medida al mencionado compromiso con el empleo. No obstante, el Estudio pone de manifiesto que las empresas familiares que superan el umbral de los 50 trabajadores son capaces de obtener rentabilidades económicas superiores a las no familiares. Este dato rompe la idea de que las empresas familiares son siempre más pequeñas y menos rentables que las no familiares.

Veinte puntos menos de endeudamiento que la no familiar

Por lo que se refiere al endeudamiento, las empresas familiares presentan ratios menores que las no familiares, tanto en el momento de entrada como en la salida de la crisis económica. De hecho, el gap de endeudamiento entre uno y otro grupo de compañías se amplía de manera significativa, pasando de 1,5 puntos a 20. Así, en 2007 el ratio de endeudamiento de las empresas familiares era del 67,2 por ciento y en 2013, del 73 por ciento. En el caso de las no familiares, ha pasado en este periodo del 68,7 al 92,9.

Estos datos se explican por el compromiso de los propietarios familiares por mantener la financiación de la empresa con sus propios recursos, dentro todo ello de una visión a largo plazo relacionada con la transmisión de la empresa a las siguientes generaciones.

Mayor longevidad

El Estudio dedica también un extenso apartado a la gestión y a las singularidades de la empresa familiar española. Una característica destacable de la misma es su mayor antigüedad relativa. La longevidad de las empresas familiares es especialmente alta (33 años), muy por encima de la antigüedad promedio de las empresas españolas (en torno a doce años, según datos del Instituto Nacional de Estadística).

En relación al gobierno corporativo, hay que destacar que las empresas familiares apuestan de manera decidida por la incorporación de la mujer a la alta dirección empresarial. El 73 por ciento de los equipos directivos de las empresas familiares cuenta con presencia femenina, mientras que en el conjunto de las empresas españolas este porcentaje es de tan sólo el 32 por ciento.


EL PRESIDENTE DE EFCL CLAUSURÓ EL CICLO DE CHARLAS CON EMPRESARIOS DE LA CÁTEDRA DE EMPRESA FAMILIAR DE LA UNIVERSIDAD DE VALLADOLID17/12/2015

El presidente de nuestra asociación, Alfonso Jiménez, ha sido el encargado de clausurar el ciclo de charlas con empresarios que organiza la Cátedra de Empresa Familiar de la Universidad de Valladolid.

Estas charlas, que se han venido desarrollando durante el primer cuatrimestre de este curso, están dirigidas a alumnos de la asignatura optativa 'Dirección Internacional de la Empresa (La Empresa Familiar)' que imparte la Cátedra de Empresa Familiar dentro del Grado en Administración y Dirección de Empresas.

El acto de clausura tuvo lugar el 16 de diciembre en el Aula Magna Fuente Quintana de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales y en él también estuvieron presentes la delegada del rector para la Planificación Estratégica, Natalia Martín; el director de Instituciones de Banco Santander en Castilla y León, Ciriaco Rodríguez; la secretaria de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, Pilar Pérez , y el director de la cátedra, el profesor Juan Hernangómez.

En este ciclo de charlas, coordinado los profesores Hernangómez y Rebeca San José, han participado empresarios y directivos de reconocido prestigio de algunas de las empresas más importantes de Castilla y León miembros de nuestra asociación como Santiago Miguel, director de Grupo Hermi; Julio Martín, presidente de Textiles Montecid; Jose Vega, presidente de INCOSA; Ginés Clemente, presidente de Aciturri, y Jesús y Marcos Yllera, presidente y director de Marketing del Grupo Yllera, respectivamente.

También han tomado parte en las charlas Lucrecia Prieto, directora general de PRIASA; Mónica Zarzuela, del Grupo Zarzuela, co-fundadora de Joiny y presidenta del Fórum Familiar de EFCL; Rubén de Pedro, director general de Ascensores ZENER; Rocío Hervella, presidenta de Prosol, y Gerardo Gutiérrez, fundador del Grupo Gadea y presidente del Consejo Social de la UVa, así como el director de Estudios de EFCL, Luis Muñoz.

Ésta y otras iniciativas desarrolladas por la Cátedra de Empresa Familiar de la UVa son posibles gracias al convenio firmado por la Universidad de Valladolid y la asociación EFCL, con la financiación de esta última y del Banco Santander.

Impulsada por nuestra asociación, la Cátedra de Empresa Familiar de la Universidad de Valladolid lleva en vigor desde 2001. Desde entonces cerca de 1.300 estudiantes universitarios se han formado en materia de negocios familiares de la mano de prestigiosos empresarios familiares de la región a través de la asignatura de libre configuración 'La Empresa Familiar' de los antiguos planes de estudios y con la asignatura denominada 'Dirección Internacional de la Empresa' desde el curso académico 2014/2015.

 



Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.